LÁGRIMAS DE UN ‘SEÑOR’ 09-02-2018

Había una vez un ‘señor’ que tenía un puesto en el que mandaba mucho y podía hacer lo que le diera la gana.

Viendo que podía conseguir tener un futuro muy placentero y con mucho dinero, se afanó en llevarlo a cabo.

Empezó por rodearse de ‘personas’ que le «bailaban el agua», para poder llegar a sus fines.

Compró «cosas» por las que pagaba un valor muy, muy superior, para que así le quedara a el referido ‘señor’, cantidades importantes que iba depositando, en un lugar, cual hace la gallina ponedora, alejado de su pueblo, pero que quedaban bien protegidos y escondidos de las miradas de los ‘envidiosos’

Tanto quiso coger que, como dice el refrán, «Quien mucho abarca poco aprieta», y le descubrieron, como que, había ‘cogido’ dineros que no le correspondían, por lo cual, fue detenido y llevado a la cárcel, como cualquier ladrón, aunque de guante ¿blanco?

Empezaron los juicios, pero él consiguió reunir la fianza impuesta, en un momento, dado que encontraron en un pantalón que tenía en casa y que usaba para cuando pintaba el trastero, por lo que salió de la cárcel y el día que estaba ante el Juez, empezó a ‘LLORAR’, porque se encontraba muy mal, viendo muy poco a su familia y que estaba sufriendo mucho. Cuando más ‘sufría’, aparecieron unos ‘milloncejos’ que estaban ‘olvidados’ y unos ‘resortes’ que valían un pastón.

 

Estaremos pendientes del ‘culebrón’, para seguir informando, si sigue ‘llorando’ o se calma cuando dejen de buscar y no le encuentren el resto de los «huevos».

 

13.01.2018 Trasgu